LA COA SE VE OBLIGADA A DAR DE BAJA LA APLICACIÓN MOOVIT POR LA FALTA DE COMPROMISO DE LA CONSEJERIA DE MEDIO AMBIENTE EN EL PAGO DE LA MISMA

Desde la COA lamentamos comunicar a nuestros usuarios que la aplicación MOOVIT, la APP que permite a los usuarios encontrar las rutas la COA a través de dispositivos móviles, ha tenido que ser cancelada porque la Consejería de Medio Ambiente no ha satisfecho su compromiso de hacer frente al pago de la misma en los presupuestos de 2021, con el consiguiente retroceso que supone en el transporte público y el perjuicio causado al ciudadano melillense.
La aplicación MOOVIT se puso en marcha en el año 2020, con un coste de 22.000€, que desembolsó la cooperativa con sus propios fondos. Actualmente, se nos hace muy difícil poder acometer tantos gastos sin los ingresos correspondientes. Por tanto, nos hemos visto obligados a cancelar temporalmente este servicio hasta que la consejería contemple una partida para sufragar dicho gasto.
Sin embargo, el gobierno de la ciudad, en su fallida pretensión de apoyar a la única empresa de transporte público de Melilla, tras los meses de confinamiento y el cierre de la frontera, y con una presunta intención de evitar la quiebra de la cooperativa, se comprometieron públicamente y por escrito a un acuerdo, entre la COA y el gobierno de la CAM, con numerosos puntos, que contó con la firma del Presidente de la ciudad, Eduardo de Castro, y el consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar, en el cual en su punto noveno decía “Compromiso de la CAM de adquirir con cargo a las partidas de inversión para el próximo ejercicio de una APP del tipo MOOVIT a instalar en los autobuses que realicen las líneas de transporte público, o de un sistema tecnológicamente más avanzado como pueda ser un S.A.E”.
Desde la COA recordamos nuestro firme empeño en mejorar cada día nuestro servicio al ciudadano, pero al ser el transporte un servicio público y esencial, ha de contar necesariamente con la implicación de la consejería de Medio Ambiente y, sobre todo, con el apoyo necesario del gobierno de la ciudad, para que en estos tiempos de crisis económica, no desaparezca una empresa centenaria melillense.
Es por ello, que pese al incumplimiento del acuerdo, deseamos y confiamos que se solvente lo antes posible, y que se cumpla lo acordado y rubricado entre ambas partes, ya no sólo en su punto noveno, sino en todos sus extremos, en beneficio del futuro del transporte público urbano.